México ha tolerado gobiernos corruptos y en los últimos sexenios se transitó por una pesadilla, pero los ciudadanos despertaron al votar por Andrés Manuel López Obrador y ahora la “Cuarta Transformación” ha llegado a Sinaloa, dijo Rubén Rocha Moya al tomar protesta como gobernador.

Aseguró que en su gobierno apostarán a la unidad como fortaleza, no a la división y por eso reconoció el trabajo de su antecesor, Quirino Ordaz Coppel, a quien no va a perseguir, aclaró el nuevo mandatario.

Para respetar la voluntad del pueblo, gobernara sin soberbia, para todos, y sin exclusiones, con un modelo sostenido en principios y valores, prometiendo luchar contra la corrupción y la impunidad.

Rocha Moya afirmó que hará suyos los compromisos de no mentir, no robar y no traicionar, donde las minorías tendrán prioridad, desde su primer día de gobierno, revelando que en las próximas horas se reunirá con desplazados por la violencia y con quienes tienen familiares desaparecidos.

Sobre la seguridad, se comprometió a hacerle frente a la delincuencia común y al crimen organizado, atacando el tema desde su origen.

“Seremos inflexibles persiguiendo el delito para que no haya impunidad y atacaremos las causas que originan la violencia y la inseguridad”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: