Tijuana, Baja California.- La Fiscalía General del Estado (FGE) decomisó un total de 129 paquetes que en peso sumaron 143 kilos de distintas drogas en la que se destacan 105 kilogramos de cocaína, 24 kilos de “cristal”,12 kilos de fentanilo y 2 kilos de heroína, que serían transportados en un tráiler.

La droga fue detectada por las autoridades municipales casi de manera chusca por un error que cometió el chófer al arribar a la sucursal Los Pinos de Bodega Aurrera en donde debía dejar 7 cajas con alimentos enlatados, pero se equivocó y dejó cajas con droga.
El chófer, Hernán Enrique N, originario de Sinaloa pidió firmaran su factura de recibido para después retirarse del lugar.

Empleados del establecimiento procedieron a la apertura de las 7 cajas, sin embargo al observar su contenido optaron por llamar al 911 para reportar la situación, pues sin saberlo se hicieron depositarios de un cargamento de droga.

Pero el trailero Hernán retornó dos horas más tarde a la sucursal para pedir la devolución de las cajas, diciendo que se trataba de un error.

Sin embargo, ya las autoridades se encontraban en el lugar y procedieron a su detención, incautando así el resto de la droga que todavía transportaba en el tráiler.

El caso se remitió a la Fiscalía General de la República (FGR) en donde se deslindarán responsabilidades, porque al Hernán… pues ni pex, se le durmió el gallo y se equivocó de cajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: