David Jaquez / MO

Un total de 400 sacos de residuos, fue el resultado de ambientalistas hermosillenses, durante la limpieza de la playa de Punta Chueca, donde incluso encontraron piezas de un abanico y un refrigerador.

Cristina Morales Figueroa, fundadora de la agrupación Hermosillo Plogging, explicó que participaron alrededor de 80 personas, de diferentes asociaciones, ciudadanía, comunidad Comcaac y voluntarios, además del apoyo del personal de Servicios Públicos Municipales.

“La mayoría de los residuos, más del 90% fueron botellas de plástico, era impresionante, prácticamente la playa era un cementerio de plástico, debajo de la flora, las plantas los arroparon, es grave la situación”, dijo.

La activista ambiental, declaró que luego de realizar un análisis, llegaron a la conclusión de que se trata de desechos que el mar está devolviendo, ya que esta zona no es turística y la comunidad no la utiliza de esa manera.

Esta jornada inició en el estero de Santa Rosa hacia Punta Chueca, abarcando una mitad de lo que se tenía contemplado, debido a la cantidad de basura, por lo que habrá una segunda parte en el futuro, en la que esperan una mayor participación.

“Me encontré con un cascarón de un abanico de pedestal, otro que parece ser de un refrigerador y una silla enterrada, no es de ayer ni de antier, tiene años ahí, no es posible, si ahorita ya es feo, imagínate si no hacemos algo”, apuntó.

Morales Figueroa hizo un llamado a la ciudadanía para que sean conscientes del daño que provocan con el hecho de arrojar sus residuos, no solo en las playas, sino en cualquier sitio de nuestra ciudad, los cuales afectan al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: