Octavio Pérez, padre del actor Octavio Ocaña, conocido por su papel de Benito en la serie ‘Vecinos’, aseguró que el arma que se encontró en la camioneta en la que viajaba su hijo el pasado viernes era propiedad de su hijo, pero dijo que la bala que lo mató es de un calibre diferente. 

“Lo acepto, sí, el arma era de él, pero el tiro que le entró no era de ese calibre, era 9 milímetros” y no .380 como la de su hijo. Afirmó que el intérprete nunca llevaba su pistola con el cartucho cortado y que la portaba por la inseguridad existente en el país.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México aseguró que el intérprete se disparó accidentalmente en la cabeza, luego de chocar la camioneta en que viajaba mientras huía una patrulla municipal de Cuautitlán Izcalli el pasado viernes 29 de octubre en la carretera Chamapa-Lechería, municipio de Atizapán de Zaragoza.

Durante una entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante, el padre del actor aseguró que su hijo tenía un permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para portar el arma. Consideró que todo el pueblo debería estar armado, para evitar las acciones de la delincuencia.

En declaraciones previas al diario El Universal, Pérez había asegurado que su hijo no portaba una pistola, sino las personas que lo cuidaban, por lo que acusó que el arma le había sido sembrada: “No me pregunten de armas porque eso no existe, esas son cosas que le inventaron, claro que fue algo sembrado, tenía quien lo cuidara y ellos son los que traen arma”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: