Redacción / MO

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), logró elaborar suplementos proteicos para las abejas a base de plantas locales de fácil acceso como hoja de chaya, moringa y nuez o semilla de Ramón, en respuesta a la baja disponibilidad de néctar y polen durante algunos ciclos agrícolas.

Explicaron que la falta de néctar y polen es una problemática que enfrenta el apicultor, la cual se refleja en una disminución de la población de abejas y de la cosecha de miel, por lo que se realizó estudios para ofrecer alternativas.

Señaló que se trata de fuente proteicas locales que se encuentran disponibles para los apicultores, de fácil acceso y bajo un esquema que al apicultor le resulta económico.

El interés de la nuez o semilla de Ramón, despertó el interés de los apicultores porque se encuentra disponible en el campo de forma silvestre y ayuda durante la época de escasez de néctar y polen a desarrollar y mantener la población de las colonias.

Resaltó que la pasta o jarabe a base de semilla Ramón, es una alternativa positiva para solventar el problema de la escasez de néctar y polen disponible de manera natural en el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: