Pfizer Inc. dijo el viernes que su píldora antiviral experimental para COVID-19 redujo las tasas de hospitalización y muerte en casi un 90% en adultos de alto riesgo. Con estos resultados, la farmacéutica se une a la carrera para traer el primer medicamento fácil de usar contra el coronavirus al mercado estadounidense.

Pfizer dijo que solicitará a la FDA y a los reguladores internacionales que autoricen su píldora lo antes posible. Luego de que expertos independientes recomendaran detener el estudio de la compañía basándose en la solidez de sus resultados. Una vez que Pfizer presente la solicitud, la FDA podría tomar una decisión en semanas o meses. Si se autorizara, la empresa vendería el medicamento bajo la marca Paxlovid.

Investigadores de todo el mundo se han apresurado a encontrar una pastilla contra el COVID-19 que se pueda tomar en casa para aliviar los síntomas. Acelerar la recuperación y reducir la agobiante carga para los hospitales y los médicos.

Pfizer publicó el viernes los resultados preliminares de su estudio de 775 adultos. Los pacientes que recibieron el medicamento de la compañía junto con otro antiviral poco después de mostrar síntomas de COVID-19 tuvieron una reducción del 89% en su tasa combinada de hospitalización o muerte después de un mes.

En comparación con los pacientes que tomaron una pastilla ficticia. Menos del 1% de los pacientes que tomaban el fármaco tuvieron que ser hospitalizados y nadie murió. En el grupo de comparación, el 7% fueron hospitalizados y hubo siete muertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: