Clara Aragón / El Tiempo

Durante una ceremonia especial, presidida por el Obispo de Ciudad Obregón, Monseñor Rutilo Felipe Pozos Lorenzini, este 23 de noviembre se celebró la Santa Misa de Ordenación Diaconal de Eduardo Coronado, Omar Alexis Crrspo y Juan Manuel Soto.

Este evento se realizó en la Catedral de Ciudad Obregón, ante la presencia de feligreses y seres queridos de estos jóvenes.

“No duden de su vocación, es la iglesia quien hace un momento ha confirmado que la llamada viene desde toda la eternidad, que no es una fantasía, ni una ilusión ni un capricho”, dijo el obispo a los recién ordenados.

Monseñor agregó que, como diáconos, se ordenan para el servicio, a fin de ayudar a la iglesia, al presbiterio y a él mismo, en el anuncio de la palabra, el servicio del altar y en el ministerio.

Por su parte, el ahora diácono, Omar Alexis, mencionó que de ahora en adelante seguirá sirviendo a Dios desde el orden transitorio previo a la ordenación presbiteral.

Dijo que inició con su carrera hace 8 años, “emprendí un camino que aún no termina, que hoy comienza de una manera diferente, en la que pido a Dios que transforme mi corazón servicial en un corazón de un futuro pastor”.

Además, al haber cada vez menos jóvenes que se acercan a la carrera sacerdotal, les invita a evaluar su vocación, “Dios cumple los anhelos más profundos desde nuestro corazón y no nos deja sin respuesta cuando tenemos la valentía de preguntarle qué es lo que queremos, es casi una obligación de todo joven católico que se pregunte si Dios no lo está llamando realmente al sacerdocio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: