Marco Antonio Palma / MO

“Sin duda alguna y de todos es conocido que el sector de la ganadería quedó bastante golpeado después de la fuerte sequía que se dejó sentir en meses anteriores y prueba de ello es que se está viendo reflejado en las subastas que realizan de forma permanente y en la que la venta de vacas se está mirando mucho”, declaró Ricardo Alcalá.

El presidente de la Asociación Ganadera Local del Valle del Yaqui, manifestó que esta situación es bastante delicada y que esa vaca debería estar produciendo en los ranchos, “sí se está viendo como están saliendo las vacas”.

Señaló que esta situación se debe a que no hay producción de becerros, ya que con la sequía el ganado no se cargó ni parió.

“Entonces qué hace el ganadero, pues simple y sencillamente tiene que seguir comiendo y continuar alimentando el poco ganado que le haya quedado y hasta la operación de sus establos y ni se diga del rancho”, expresó el dirigente ganadero.

Consideró que lo anterior no es buena señal, ya que cada vez más se están acabando las pocas vacas que les quedaron después del fuerte impacto que sufrieron por la falta del vital líquido y del alimento en los meses anteriores.

“Insisto en que cuando se empiezan a vender vacas en lugar de becerros, es una muy mala señal ya que se están acabando lo poco que les quedó, la verdad si es una situación bastante lamentable”, comentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: