Ayer nos quedamos con un buen sabor de boca con la conferencia mañanera que ofreció el secretario de Gobernación ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, en sustitución del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, quien se encuentra padeciendo el Covid-19 por segunda ocasión. Y es que, dicho con todo respeto para el mandatario, por la situación en que se encuentra actualmente, a quien le deseamos pronta recuperación, ayer nos tocó ver una rueda de prensa como deberían de ser todas, muy respetuosa, con información de provecho para los mexicanos y sin ataques en absoluto para nadie. No cabe duda que don Augusto, exgobernador de Tabasco, es una persona inteligente, con un criterio muy amplio, tolerante, que no padece ningún anidamiento de rencores, ni deseo de venganzas para nadie, sino un afán de hacer bien las cosas. Su diálogo y sus respuestas fueron serenas, sin estigmatización para nadie, mucho menos lanzar calificativos denigrantes para nadie, lo cual hasta nos hizo pensar en que sería un prospecto viable para la candidatura a la presidencia de la República que se dará en el 2024, sobre todo menos manipulable que el canciller MARCELO EBRARD CASAUBON y la propia jefa del Gobierno de la Ciudad de México, CLAUDIA SHEINBAUM PARDO. Mientras tanto sabemos que el presidente AMLO, se contagió en una reunión que sostuvo con TATIANA CLOUTHIER que dio positivo al Covid, pero, incluso sabiendo el riesgo que corría el mandatario no tomó las precauciones necesarias y ya con los síntomas de la pandemia, en la creencia de que era una simple gripe, siguió desempeñando su trabajo como siempre sin el uso de cubrebocas, participando en reuniones con funcionarios de su gabinete, como el secretario de SADER, VÍCTOR MANUEL VILLALOBOS ARAMBULA y al menos tres o cuatro secretarias y secretarios más, los que obviamente ahora están en riesgo de contraer el coronavirus, tomado en cuenta la alta capacidad de contagio de la variante Ómicron. Lo malo es que el presidente pidió que no le tengamos miedo a este virus, continuando con la política de minimizar los peligros de la pandemia, para que como ejemplo que es de millones de mexicanos que lo siguen, le agarren confianza al coronavirus y se vayan al voladero, sobre todo aquellos de clase humilde, toda vez que él en la burbuja de palacio nacional, goza de la atención de los mejores doctores, los mejores alimentos, las mejores medicinas y todo lo mejor de lo superior, en cambio la gente pobre que cree en él con un poco de mala suerte contraen el virus, se van al entubamiento y después al panteón. Por eso la senadora LILLY TÉLLEZ, publicó en Twitter que celebraba que el presidente López Obrador tenga médicos y enfermeras a su disposición, cama de hospital asegurada, acceso hasta a los medicamentos que no hay en México y un palacio para descansar. Y la mayoría de los cometarios de la nota fueron en el sentido de que él goza de todos los privilegios en su enfermedad, en tanto a la mayoría de los mexicanos les toca padecer las penurias de la escasez y la pobreza……………. En Cajeme, si hablamos de la seguridad, sabemos dos cosas muy ciertas e irrefutables, es decir que nadie encontrará argumentos válidos para desmentirlas: La primera, que la ola violenta se encuentra desbordada totalmente y que no hay poder humano que la haya podido frenar hasta el momento: Segunda, que CÁNDIDO TARANGO VELÁZQUEZ en calidad de militar al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, no ha podido con el paquete y que ya es hora que haga su mochilita y que le vaya bien, incluso cuando los regidores de Morena, hayan votado por él para que repitiera en el cargo, aun con el fracaso que venía arrastrando desde el trienio de SERGIO PABLO MARISCAL ALVARADO. Por cierto, al parecer en este mes de enero al comisario se le van a cantar Las Golondrinas. Ojalá les entre en la cabeza a los que dan las órdenes y a los mismos regidores que van a votar la próxima terna, que ya los militares no han dado el ancho en tareas de seguridad, ni en Guaymas, donde fracasó, ANDRÉS HUMBERTO CANO AHUIR y en Empalme, Hermosillo fracasaron otros, e incluso en Cajeme ya había fracasado el militar que estuvo antes del comandante FRANCISCO CANO CASTRO, porque tanto a uno como al otro los tuvieron con las manos amarradas por órdenes superiores, para que no se metieran con el crimen organizado, por lo que así no se puede. Ante este panorama que le estamos describiendo, queremos decirle que, en la Policía Estatal, hay algunos perfiles con trayectorias completas, experiencias amplias y competentes a toda prueba para pacificar este municipio. Y en especial, hay un elemento del que no es hora aún de decir su nombre, pero tiene carreta en la Policía Federal donde adquirió sendos conocimientos, de ahí brincó a la extinta Policía Judicial del Estado (PJE), donde continuó sus estudios, al grado que actualmente estamos hablando de un policía con maestría en seguridad pública, pasando después a las filas de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) donde se desempeña actualmente. Y un detallito más, ese perfil es oriundo de Cajeme, aquí tiene a su familia, con lo que le queremos decir el hombre ama esta tierra y le duele lo malo que aquí pasa y lo que más desea, es que le den la oportunidad de aplicar su potencial de conocimientos, vivencias, experiencias y estudios, para poner en paz esta tierra, de manera inteligente sin derramamiento de sangre, solo aplicando sus altos conocimiento en Seguridad Púbica. Una diferencia abismal con los militares que llegaron de tierras lejanas, que solo son aves de paso, hacen lo que ya sabemos, dejan la víbora chillando y se van con las alforjas llenas a sus lugares de origen a disfrutar sus logros personales. Seguramente la secretaría del ramo a nivel estatal MARÍA DOLORES DEL RÍO SÁNCHEZ, sabrá de quien estamos hablando, e incluso el alcalde CARLOS JAVIER LAMARQUE CANO, a quien le urge un perfil de este tipo, no se diga al comandante CARLOS MONARES VARGAS, que lo conoce personalmente. E Incuso le podemos agregar otra ventaja más de este valioso elemento, como abogado estuvo al frente de la defensa del voto a favor del gobernador ALFONSO DURAZO MONTAÑO, tanto en la precampaña, como en la campaña y hasta el día 6 de junio de las elecciones, por lo que seguramente goza de las simpatías del mandatario estatal y no será difícil su ascenso. Aunque, a decir verdad, lo primero que hace falta es que le otorguen el grado de jefe de grupo y poder facilitar su desempeño en esas delicadas tareas de la seguridad. Porque hasta eso que el hombre ha sido tan callado que solo se ha dedicado a trabajar y estudiar, tanto que al menos en tres ocasiones le han otorgado el galardón de policía del año y otros, pero es de esos que por quedarse callados no le ha hecho justicia la revolución. Esperamos que por salud de Cajeme y de Sonora, esta vez lo tomen en cuenta para aprovechar su potencial, pero sobre todo para que regresemos a aquella paz que se vivía hace más de una década.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: