De acuerdo con la asociación mexicana de pequeños comerciantes (AMPEC), el limón, la cebolla y la papa se encarecieron en la primera quincena de enero de 2022. El primero aumentó su precio en un 180 por ciento, mientras que los otros dos lo hicieron en un 100 por ciento.

Un comerciante del Mercado Melchor Ocampo, en la Ciudad de México, aceptó que el precio es ‘exagerado’, pues el costo del kilo de limón oscila entre los 60 y 80 pesos, compartió que en la Central de Abasto las cajas llegan a costar hasta mil 500 pesos.

Si compraba un kilo de limón, ahora compro un cuarto o medio, pero pues ahorita ni para comprar el limón, está muy caro”, compartió con Imagen Noticias una consumidora. 

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Querétaro señaló que en este año se ha notado una disminución en el consumo de las mercancías, provocado por el alza en los precios, el costo de la transportación y los efectos de la cuesta de enero.

Especialistas aseguran que el aumento en los costos de materias primas a nivel global también provocaron el aumento de otros productos como el arroz, trigo, soya, maíz y café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: