La estimación del USDA de que EU aumentará la producción y los inventarios finales, mismos que se ubican en 383.9 millones de toneladas y 39.1 millones para el ciclo 2021-22, sumado a los pronósticos de lluvia en Argentina que podrían mejorar el desarrollo del cultivo, provocaron pérdidas en los futuros de maíz.

En este escenario, este jueves, los futuros de maíz a julio 2022 perdieron 4.0 dólares para ubicarse en 231.39 dólares, lo que representa un ingreso estimado al productor de $5,484.90 por tonelada de maíz. Mientras que los futuros de maíz a septiembre bajaron 1.5 dólares para ubicarse en 223.32 dólares.

Por otra parte, los futuros de trigo a julio 2022 perdieron 4.7 dólares para ubicarse en 272.82 dólares, lo que representa un ingreso estimado al productor $6,104.60 por tonelada de trigo panificable. Mientras que los futuros de trigo a septiembre bajaron 4.9 dólares para ubicarse en 273.65 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: