Para estabilizar los precios de la carne de res y de cerdo, la Secretaría de Economía mantendrá vigentes los cupos por los cuales los países con los que México no tiene tratado podrán exportar cárnicos sin pago de arancel, hasta el 30 de junio de 2022.

La emisión de estos permisos, denominados cupos de importación, que permiten importar carne de res y de cerdo sin aranceles, permitirán “propiciar su competitividad y mejores precios al consumidor final, al establecer un nivel arancelario preferencial de importación”, dijo la dependencia.

Por la pandemia se ocasionaron “desequilibrios en los flujos logísticos y escasa disponibilidad de contenedores para cárnicos a nivel mundial, lo cual ha afectado las transacciones comerciales”, se explicó en el acuerdo que se publicó en el Diario Oficial de la Federación.

Desde junio de 2021 se abrieron cupos “con la finalidad de abatir costos y con ello propiciar su competitividad y mejores precios al consumidor final, al establecer un nivel arancelario preferencial de importación para la carne de res y la carne de cerdo, respectivamente”.

En ese tiempo se permitió la importación de 7 mil toneladas de carne de res fresca, refrigerada o congelada y de 10 mil toneladas de carne de cerdo, ya sea en canal, en trozos o deshuesado, sin pago de aranceles.

El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) informó que “el precio pagado al productor de pollo vivo en granja ha tenido un incremento de 7.4%”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: