La reina Isabel II le retiró a su hijo, el príncipe Andrés, quien tiene el título de Duque de York, las afiliaciones militares y patrocinios reales esto después de que se diera a conocer que deberá a ir a juicio en Estados Unidos por una demanda de abuso sexual en su contra. 

Por medio de un comunicado, publicado en la cuenta de Instagram de la Familia real, se informó que el príncipe ya no tendrá a estos títulos. Se señala que la reina Isabel II tomó la decisión y las afiliaciones y patrocinios le fueron devueltos.

“Con la aprobación y el acuerdo de la reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York han sido devueltos a la reina”.

Por otra parte, se informó que el proceso legal que enfrentará el príncipe en Estados Unidos después de que una mujer lo denunciara por abuso sexual, lo llevará a cabo como cualquier ciudadano.  

“El duque de York seguirá sin asumir ninguna función pública y defiende este caso como ciudadano privado”.

Este 12 de enero se dio a conocer que un juez de Nueva York rechazó los argumentos del príncipe Andrés de Inglaterra, que había pedido archivar la demanda de una mujer que lo acusaba de abusos sexuales cuando era menor de edad, por lo que en principio el caso irá a juicio.

El juez del caso rechazó la moción presentada por la defensa de Andrés, que argumentaba entre otras cosas que un acuerdo económico que la demandante, Virginia Giuffre, alcanzó en 2009 con el fallecido magnate Jeffrey Epstein protegía también al príncipe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: