Entre enero y febrero del año pasado, la Fiscalía General de la República (FGR) citó a comparecer en calidad de testigos a 14 ex funcionarios federales, entre ellos, al ex presidente Felipe Calderón, así como a tres ex procuradores generales de la República, por la investigación que inició por el operativo Rápido y Furioso.

De acuerdo con fuentes federales, también se llamó a ex mandos de la Policía Federal que hoy están al frente de áreas de la FGR, a quienes se les preguntó si tuvieron conocimiento del operativo que puso en marcha en 2009 la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés), la cual introdujo más de 2 mil armas de fuego a México para identificar a los compradores, armamento que se perdió y llegó al Cártel de Sinaloa, entre otros.

 Las fuentes federales consultadas indicaron que además del ex presidente Calderón, también se pidió la comparecencia de los ex titulares de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Medina Mora, Arturo Chávez Chávez y Marisela Morales Ibáñez, ésta última quien en esa época estuvo al frente de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: