No muchos saben que el nacimiento de las Series del Caribe se debió a una idea de dos publicistas venezolanos que fueron a Cuba, (La Habana), en 1948, para proponer enfrentamientos entre los equipos campeones de Panamá, Cuba, Puerto Rico y Venezuela. Se aceptó y así empezó, en el año de 1949, hasta 1960 cuando concluyó, la primera etapa.

EL FIN.- La llegada a Cuba de Fidel Castro, fue determinante, ya que de inmediato prohibió el béisbol profesional en ese país. Y como en Panamá las cosas no marchaban bien, decidieron ese año de 1960, dar fin al Clásico del Caribe que tan buena aceptación estaba teniendo. Así idearon formar las Series Internacionales antes de la segunda etapa.

DE NUEVO.- Fue hasta el año de 1970 cuando decidieron regresar a los eventos caribeños aunque fueron solamente con tres participantes en Venezuela: obvio, los venezolanos, también los puertorriqueños y los dominicanos. Navegantes de Magallanes, Leones de Ponce y Tigres de Licey, respectivamente. Pero hacía falta, al menos, un participante más en el evento.

LMP.- Fue así, como en el año de 1970, el circuito que en ese entonces se llamaba Liga Invernal Sonora-Sinaloa, fue aceptado en el béisbol organizado y a la vez invitado a pertenecer a la Confederación del Caribe para participar en la segunda etapa del Clásico del Caribe que solamente, desde ese año a la actualidad, se suspendió una ocasión (1981).

EL PRIMERO.- El primer equipo campeón de la nueva LMP, ahora LaMP, fue Naranjeros que derrotó en la final a Cañeros de Los Mochis que traían tremendo equipo. Pero los dirigidos por Maury Wills, se impusieron en la final, que fue a ganar tres juegos de cinco probables. Y aunque su presentación en el estadio “Hiram Bithorn” de San Juan PR, no fue exitosa, alcanzaron a ganar dos juegos.       

DESTACARON.- Fue cuando se dio a conocer el gran Héctor Espino, además de Celerino Sánchez y el gran Sergio “Kalimán” Robles, al que apodaron “Bazooka” por su tremendo brazo. Además de Robles, Naranjeros llevó como receptores a Francisco “Paquín” Estrada y al gran Pilo Gaspar. Un buen equipo, pero ante trabucos que ya no se ven en SC.

LEYENDA.- Ya que hablamos de Pilo Gaspar y de Paquín Estrada, cuenta la leyenda que hubo un día que el manejador Maury Wills se molestó por las trasnochadas de algunos jugadores, tomando la determinación de enviar al prado de la derecha a Paquín, a tercera a Pilo Gaspar, pasando Celerino Sánchez a segunda. Algo que fue muy comentado.

GANAN.-Y lo que son las cosas, ese juego entró a la historia por ser el primer triunfo conseguido en ese tipo de eventos. Fue un nueve de febrero de 1971. Derrotaron al fuerte equipo de Santurce al son de 7-5, con crédito para Manuel Lugo que relevó a Vicente Romo. Fue, entonces, un juego para el recuerdo de los viejos aficionados.

ALINEACIÓN.-Según nuestros archivos, la primera alineación de la Delegación azteca, representada por Naranjeros, fue esta: Ángel Macías, JC; Celerino Sánchez, 3B; Zoilo Versalles, 2B; Héctor Espino, 1B; Bobby Darwin, JI; Paul Johnson, JD; Sergio Robles, C; Tim Johnson, SS y Alfredo Ortiz, Pitcher. En entradas extras (11), cayeron con la cara al sol.

OJALÁ.- Ese castigo que aplicó el manejador del primer Clásico para un representativo mexicano, no se ha repetido, no obstante que se habla de que algunas veces, algunos jugadores, toman el evento como un viaje de vacaciones en vez de darle la importancia que en realidad tiene. Ya veremos cómo les va a los nuestros en tierras dominicanas.

MAÑANA SEGUIMOS. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: