Clara Aragón / El Tiempo

Después de ser desahuciada en varias ocasiones y una cirugía de trasplante de médula ósea como la única opción de salvar su vida, la pequeña Julieta de 3 años de edad ahora goza de buena salud.

Este 15 de febrero, en el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil, Mónica, su mamá, recuerda los momentos de angustia, pero también aquellos que les llenaron de felicidad.

Julieta tenía solo cinco meses cuando fue al médico por algunos problemas de salud, tras unos estudios le detectaron un tumor maligno que presentaba metástasis en el pulmón.

Ahí inició la batalla contra el cáncer. ‘Siento que ningún papá quiere recibir esa noticia, nadie se lo espera… Cuando recibí esa noticia fue muy duro, para mí y para toda la familia fue muy duro. Cuando piensas en cáncer cómo muerte, al principio’, dijo Mónica Castro, mamá de Julieta.

Idas y venidas al médico, tratamientos, viajes a Ciudad de México y quimioterapias para una pequeñita, todo cambió la dinámica familiar, recibieron diagnósticos poco alentadores más de una vez.

En 2020 fue desahuciada en al menos dos ocasiones, viajar al centro del país se volvió parte de la vida de Mónica y su familia. La tercera vez que viajaron fue en octubre de 2020, ‘fue a su trasplante de médula ósea, esta vez fue el round más difícil de todos. Pero gracias a ello estamos a unos pasitos de ganar la batalla’, dijeron en ese entonces, sin saber que ese momento sería determinante para la vida de Julieta.

Fue el pasado 16 de diciembre de 2021 que la pequeña, al lado de su familia celebró el fin de sus tratamientos, el fin de esta enfermedad y el cierre de ese ciclo al tocar la llamada ‘Campana de la Vida’, un anhelo que nació desde que Julieta tenía cinco meses.

Ahora Julieta juega, goza de buena salud, tiene una brillante sonrisa y mucha energía. ‘Ella ama su cabello, juega demasiado con él, es una bendición tenerla en casa todos los días, ya no tenerla que hospitalizar’, expresó Mónica.

La familia se encuentra feliz y mandan un esperanzador mensaje a los papás y mamás de los pequeños que aún luchan contra esta enfermedad y a la comunidad, para que les apoyen.

‘Yo les quiero decir que los admiro mucho y les agradezco su lucha. Que luchen hasta el final contra todo diagnóstico. Y a la comunidad les pido que se unan a las rifas que los papis hacen para poder sobrellevar económicamente todos los tratamientos… aunque estén en el seguro, donde estén es costoso’, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: