La cantante española Isabel Pantoja fue absuelta este martes de un delito de insolvencia punible por el que se enfrentaba a tres años de prisión, tras la venta de su casa de Marbella, en la Costa del Sol española (sur).

La artista, que ha gozado de una gran popularidad como cantante, tanto en España como en Latinoamérica, fue juzgada en la ciudad de Málaga (sur) por no haber hecho frente a una deuda por la construcción de esa casa.

En su declaración en el juicio rechazó haber cometido ningún delito y afirmó que cuando se enteró de que había una deuda relacionada con su casa de Marbella con una constructora ella estaba en prisión por otro delito y “no tenía la cabeza para nada”.

La sentencia, que fue notificada este martes a las partes personadas en el procedimiento, absuelve a la tonadillera de ser “cooperadora necesaria” del citado delito de insolvencia punible, según informaron fuentes judiciales.

La sentencia no es firme por lo que podría ser recurrida ante la instancia judicial superior (Audiencia Provincial de Málaga) tanto por el fiscal, que le pedía tres años de cárcel, como por la acusación particular.

Las acusaciones mantuvieron que la empresa de la que era administradora única Pantoja (Panriver) y la empresa constructora Codabe actuaron en perjuicio de los derechos de créditos de una tercera sociedad y para ello “se concertaron para beneficiarse mutuamente”.

La tonadillera insistió en que desconocía los procedimientos y deudas que existía en su empresa, así como los embargos sobre sus fincas, “de eso se encargaban mis asesores”, dijo, e insistió en que estaba en prisión cuando se enteró del embargo.

Isabel Pantoja ya fue condenada a dos años de cárcel por blanqueo de capitales, de los ilícitos beneficios obtenidos por su antigua pareja, el exalcalde de Marbella Julián Muñoz, en su gestión al frente del Ayuntamiento de esa ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: