Un juez federal decretó el auto de no vinculación a proceso y ordenó la libertad del elemento de la Guardia Nacional que presuntamente asesinó al estudiante Ángel Yael Ignacio Rangel y causó heridas graves a otra alumna de la Universidad de Guanajuato, el miércoles pasado durante una persecución en la comunidad El Copal, en Irapuato.

La Universidad de Guanajuato expuso su sorpresa por la acción de la Fiscalía General de la República (FGR) que ejercitó acción penal en contra del oficial de la GN por el delito de tentativa de homicidio.

Destacó que dicha imputación no coincide con lo expresado por la GN en un comunicado e insistió que hay indicios de que habría más elementos de la corporación implicados en los hechos del 27 de abril pasado en contra de los estudiantes de la Licenciatura de Agronomía.

Exigió a las autoridades competentes una investigación profunda, exhaustiva y rigurosa, acorde a la gravedad del ataque perpetrado en contra de integrantes de la comunidad estudiantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: