QUIENES ANDARÁN POR SONORA EN ESTOS DÍAS DE FINALES DE SEMANA, SERÁN LOS DIRECTIVOS DE LA EMPRESA SESELEC, QUIENES SON NADA MÁS NI NADA MENOS QUE LOS encargados de construir la gigantesca planta solar en la zona de Puerto Peñasco y que empieza a convertirse en un referente internacional.

De hecho, el gobernador del Estado Alfonso Durazo Montaño se reunirá con ellos en una reunión-comida privada en donde se pondrán al tanto de los avances de la obra y de las proyecciones para los próximos meses.

Los empresarios españoles le compartirán al gobernador sonorense los detalles técnicos de la primera fase de la construcción de esta planta solar que será en su momento una de las principales, dentro del top ten, en el mundo.

El gobernador Durazo anda muy entusiasmado con esta obra de la que ha dado ya muchos detalles y fue recientemente, en Guaymas, cuando anunció el inicio de la primera etapa del primer módulo de 128 gigas para llegar al 2027 a mil gigas para llegar a convertirse en la séptima principal planta en el mundo.

El mandatario sonorense ha destacado cada vez que puede y en distintos foros, que ese sol del cual nos quejamos los sonorenses en verano, es en realidad una bendición porque le permitirá a la Entidad convertirse en uno de los principales productores de energía limpia a partir de la energía solar.

Esa planta generadora de energía solar se convertirá en una de las principales ventajas competitivas para Sonora hacia los próximos años, porque será a base no solo del desarrollo, sino de la sobrevivencia de varias ciudades de Baja California e incluso pese a la competencia de otras empresas que se dedicarán a este tipo de procesos, al Estado de California en Estados Unidos.

Como se sabe, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) invertirá 9,641 millones de pesos (alrededor de 465 millones de dólares) en la construcción de la primera fase de la planta de generación de energía solar, y esa Central Fotovoltaica CFV Puerto Peñasco Fase I es de una capacidad instalada de 420 MW en corriente alterna, que se desarrollará con la primera etapa de 120 MW y la segunda con 300 MW”, revela el proyecto planeado por los ingenieros de la CFE y que desarrollará la empresa española SESELEC.

La planta se construye en una superficie de dos mil hectáreas pero que cuenta con la capacidad para ampliarse hasta las tres mil, y con ello aumentar su potencial de generación de energía hasta poco más de 317 mil GWh por año, cifra similar al consumo nacional de electricidad durante el año 2019 según cifras oficiales.

El parque solar estará funcionando en diciembre de 2023, pues se estima un periodo de 36 meses para las etapas de actividades de preparación del sitio y construcción del parque solar.

 Y durante 30 años será operada y recibirá mantenimiento, así como en 24 meses para la etapa de abandono del sitio y restauración de la planta que iluminará Sonora.

Así es que, a partir de los próximos días, se tendrá más información sobresaliente de esa reunión que sostendrá e gobernador Durazo con los empresarios españoles encargados de la planta.

A estar pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: