El G7 de los países más industrializados se “comprometió a prohibir o eliminar gradualmente las importaciones de petróleo ruso”, dijo la Casa Blanca el domingo.

Esto implicará un duro golpe a principal la arteria de la economía de(l presidente ruso Vladimir) Putin y le negará los ingresos que necesita para financiar su guerra”, agregó en un comunicado.

El texto no especifica los compromisos asumidos por los miembros del G7 (Francia, Alemania, Canadá, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos), que celebró este domingo por videoconferencia su tercera reunión del año, con la participación del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

La elección de la fecha es muy simbólica, pues los europeos conmemoran el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 8 de mayo.

El encuentro también se realizó en vísperas del desfile militar del 9 de mayo en Rusia, que marca la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: