Un nuevo motín en una prisión en Ecuador dejó este lunes al menos 43 internos muertos y una decena de heridos, mientras que otro centenar de reclusos logró fugarse en medio de la violencia, que parece expandirse por las cárceles del país. Una riña se desató en la madrugada en la cárcel Bellavista en Santo Domingo, a unos 80 km de Quito, cuando la banda Los Lobos “agrede y elimina” a unos 40 integrantes de una facción denominada “R7”, dijo el ministro de Interior, Patricio Carrillo, en rueda de prensa.

Carrillo dijo inicialmente a periodistas que dos internos habían muerto, pero su despacho actualizó luego la cifra a 43, al igual que la Fiscalía. La violencia dejó también trece heridos, “muchos graves”, y la cifra de muertos podría aumentar. Un policía resultó herido según confirmaron las autoridades.

Además, declararon tener “el control” de la situación y ordenaron reforzar el contingente de 250 policías y 200 militares que custodian el sobrepoblado penal, pero más de un centenar de reos logró escaparse en medio de los desórdenes. Aunque las autoridades no han dado la cifra exacta del total de fugados, 112 fueron “recapturados” mientras que 108 reclusos “no se encuentran en el centro” la tarde del lunes, dijo el general Fausto Salinas, comandante de la Policía.

Mientras la mayoría de las víctimas murió por armas blancas, algunos presos usaron armas de fuego contra los policías presumiblemente en su intento de fuga. Las autoridades hallaron en el penal fusiles, pistolas, cuatro granadas y municiones, indicó el organismo encargado de administrar las prisiones, SNAI.

El presidente Guillermo Lasso, de gira en Israel, envió su “sentido pésame a los familiares” de los fallecidos. “Este es un lamentable resultado de la violencia entre bandas”, añadió en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: