Martín Alberto Mendoza / MO

Tras casi cuatro días de agonía, la medianoche del lunes, murió el hombre que la madrugada del viernes anterior, fue atacado a marrazos y tubazos junto con sus padres y un hermano, por un marisquero que allanó su casa.

El ataque se originó poco después de la 1:00 de la mañana, en calles Jalisco y Paseo Villafontana.

Quien dejó de existir es Manuel de Jesús L. A., de 52 años, quien se desempeñaba como guardia de seguridad.

Su deceso sobrevino a eso de las 23:50 horas, en el hospital del Seguro Social, a donde fue llevado después de que inicialmente fue atendido en el Hospital General.

Médicos que le brindaron las primeras asistencias hospitalarias, lo diagnosticaron politraumatizado, con traumatismo craneoencefálico severo, lesiones que desde el primer momento en que se clasificaron como las que ponían en riesgo su vida.

En el ataque también resultaron lesionados su hermano, José Ignacio L. A., de 49 años y sus padres María de la Luz A. A., de 72 años e Isidro L. B., de 76 años.

Fueron atendidos en el mismo hospital, tras ser auxiliados por paramédicos de Cruz Roja.

Esto, luego de ser atacados por el marisquero, Leonardo Z. L., “El Pariente”, de 50 años, quien se dijo que se encontraba bajo los efectos de sustancias tóxicas.

El tipo brincó el cerco perimetral del domicilio del hoy occiso y los lesionados donde funciona una vulcanizadora.

Y sin motivo aparente agredió al ahora fallecido, su hermano y progenitores, con un marro y un tubo metálico con intenciones de privarlos de la vida.

El tipo fue detenido por elementos de la Policía Municipal, en tanto que personal de Servicios Periciales de la fiscalía estatal, procesaron el sitio del ataque.

Con este homicidio, se incrementa a 23 el número de muertes violentas en el mes de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: