Ante la ausencia de pastizales que afectan al sector ganadero del sur de la entidad por la sequía extrema que se atraviesa, la llegada de las cosechas de trigo, darán un respiro a los productores pecuarios, pues aprovechan la gavilla para la elaboración de miles de pacas que les sirven para alimentar los animales en tanto llegan las primeras lluvias que provocan el crecimiento de las plantas.

Productores del cereal indicaron que en muchos casos se autoriza al ganadero para que puedan pastorear los animales.

Aunque también hay quienes las comercializan y las venden a precios económicos, para que los ganaderos para que puedan combinarlo con alimento más nutritivo y minimicen costos de producción, lo que los beneficia en gran medida.

“Sabemos que estos forrajes deben ser adicionados con otros suplementos para elevar la calidad nutricional del alimento del ganado, pero es una solución que tenemos aquí y ahora a bajo precio para los productores”, explican algunos ganaderos.

Cabe señalar que con estas acciones se ha logrado regular el mercado de precios de las pacas debido, a que las de alfalfa alcanzó precios de hasta 150 pesos o más, pero ahora se encuentra en algunos lugares hasta en 80 pesos, dependiendo la calidad.

Además, con el pastoreo se ha evitado la quema de esquilmos y se ha apoyado al sector ganadero, con la idea de tratar de salvar de esta sequía lo más que se pueda del hato en la entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: