Departamento ofrece recompensas de hasta cinco millones de dólares (por persona) por información que conduzca al arresto y/o procesamiento de Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López, todos ellos hijos de “El Chapo” Guzmán, quien cumple sentencia de cadena perpetua en una prisión de máxima seguridad en Colorado.

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) está decidida a atrapar a los líderes del Cártel de Sinaloa y para lograrlo, ha lanzado una nueva campaña, que consiste en distribuir pósteres con las fotos y recompensas ofrecidas por información que conduzca a la captura de los grandes capos.

Por Rafael Caro Quintero, el hombre más buscado por la DEA y por quien se ofrecen 20 millones de dólares; Ismael Zambada García, “El Mayo”, por quien se ofrecen hasta 15 millones de dólares; los Chapitos: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán, por quienes se ofrecen 5 millones de dólares por cabeza (más de 100 millones de pesos); Ismael Zambada Imperial, “Mayito”, hijo del “Mayo; Alfonso Limón Sánchez, operador del Chapo, y Alfonso Arzate García, “El Aquiles”. Combinadas, las recompensas suman 45 millones de dólares.

Estos son los hijos reconocidos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

Ovidio, Joaquín y Griselda Guadalupe Guzmán López

Hijos de Joaquín Guzmán Loera y su segunda esposa, Griselda López.

Ovidio es posiblemente el hijo del Chapo más conocido. Su rostro estuvo en todas las portadas de los medios cuando hace unos años.

El 17 de octubre de 2019 tuvo lugar una serie de eventos en Culiacán, Sinaloa, que llevaron al arresto y posterior liberación de Ovidio Guzmán, uno de los hijos de “El Chapo” Guzmán.

Los hechos acontecidos en el 2019 marcaron el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que había prometido no repetir políticas fallidas implementadas en otras administraciones. Ese día, las fuerzas de seguridad se vieron sobrepasadas por la capacidad operativa del crimen organizado, que las obligó a liberar a Ovidio y causó serias dudas sobre la estrategia de seguridad de AMLO.

El arresto de Ovidio Guzmán convirtió las calles de Culiacán, Sinaloa en un campo de guerra en el que comandos terminaron por forzar a las fuerzas armadas a liberar a Ovidio Guzmán.

Tras ser cuestionado por distintos medios de comunicación, AMLO sólo respondió con serenidad que el Gabinete de Seguridad informaría sobre la situación.

La primera versión fue que los encargados de seguridad habían informado al presidente sobre el operativo y, para no poner en riesgo a la población, “para evitar una masacre”, la Secretaría de Seguridad, Sedena y Marina había dejado en libertad al detenido.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán son un objetivo prioritario de su gobierno, pero dejó en claro que si están en territorio nacional le corresponde detenerlos a la autoridad mexicana, porque no se permite que ninguna fuerza extranjera actúe en esa materia.

Por su parte, Joaquín Guzmán López es el menos conocido de los hijos del Chapo. Según el Departamento de Justicia también es conocido como “El Güero”, “Moreno” o “Güero Moreno”, pero no existen fotos de él.

Griselda Guadalupe, hermana de Ovidio y Joaquín, se llama igual que su madre y al parecer, se mantiene alejada del narcotráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: