Un turista de 31 años de nacionalidad holandesa falleció después de golpearse con las rocas al lanzarse al mar desde un acantilado en los islotes de las Islas Malgrats, en el municipio mallorquín de Calvià, en España. La pareja del desafortunado turista fallecido se encontraba grabando la escena con un teléfono desde una embarcación que habían alquilado para navegar por la zona. Al saltar, el hombre golpea con una roca instantes antes de llegar al agua.

El cuerpo de la víctima fue localizado por la Guardia Civil en el fondo de mar y horas más tarde, debido a la profundidad en la que se encontraba, pudieron extraerlo.

El sujeto se lanzó desde el alto acantilado pero al parecer no se dio cuenta de que su salto no iba a superar las afiladas rocas de abajo, con las que chocó fuertemente antes de estrellarse en el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: