Autoridades estadunidenses investigaban este domingo el asesinato de 10 personas en un supermercado de una comunidad de mayoría negra en Buffalo, donde un joven de 18 años disparó un rifle de asalto, a pesar de que según la gobernadora de Nueva York estaba bajo el radar de los oficiales desde la escuela secundaria.

El sospechoso, Payton Gendron, se entregó a la policía el sábado en el negocio de comestibles de Buffalo, después de lo que las autoridades describieron como “un acto de extremismo violento por motivos raciales”. Al parecer, publicó un manifiesto racista en internet.

Las autoridades dijeron que Gendron estaba armado con un rifle de asalto y condujo hasta Buffalo desde su casa a varias horas de distancia para iniciar el tiroteo por la tarde, el cual fue transmitido en vivo en tiempo real en la plataforma de redes sociales Twitch, un servicio propiedad de Amazon.

Once de las 13 personas alcanzadas por los disparos eran afroamericanos, dijeron las autoridades. Otras dos víctimas eran caucásicas.

Un manifiesto de 180 páginas que circuló en línea el sábado, que se cree que fue escrito por Gendron, describió la “Teoría del Gran Reemplazo”, un plan de conspiración racista que señala que los blancos están siendo sustituidas por minorías en Estados Unidos y otros países del mundo.

Este manifiesto nos dice todo y eso es lo que es tan escalofriante”, comentó este domingo a CNN la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul.

Otro documento que circulaba en línea y que parecía haber sido escrito por Gendron esbozaba una lista de tareas pendientes para el ataque, incluida la limpieza del arma y la prueba de la transmisión en vivo.

Un portavoz de la fiscalía de distrito del condado de Erie se negó a comentar sobre los documentos.

Hochul le dijo a ABC News el domingo que Gendron había estado en el radar de las autoridades “con respecto a algo que escribió en la escuela secundaria”, sin dar más detalles.

El gobernador dijo que la investigación sobre la masacre se centraría en cómo Gendron logró perpetrar los hechos cuando las autoridades ya lo conocían y sabían que representaba una amenaza.

“Quiero saber qué sabía la gente y cuándo lo supo”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: