Acusados de agredir verbal y físicamente a su madre que se negó a darles dinero, dos sujetos fueron detenidos por la Policía Municipal, en el Fovissste dos.
El violento incidente ocurrió alrededor de las 14:10 horas, en calle Tangarina hasta donde se movilizaron agentes de la Policía Municipal del Sector dos.
Ahí detuvieron a los hermanos Paulo Fabián y Germán Ariel C. A., de 41 y 40 años, respectivamente.
Ambos portaban sendos cuchillos que utilizaron para amenazar a su señora madre de 65 años, quien solicitó la intervención de agentes preventivos del Sector dos.
Ello debido a que además sembraron terror entre el padre de los hoy imputados, de 76 años, quien convalece de una enfermedad en el mismo domicilio.
Igual sucedió con su sobrina de 17 años, quien se encargó de pedir la intervención de los representantes de la ley, ante el agobio de su abuela.
El conflicto fue iniciado por Paulo Fabián, de 41 años, quien muy alterado llegó a la recámara de su madre a pedirle dinero y al responderle ella que no tenía y que si seguía insistiendo llamaría a la Policía Municipal lo que provocó el enojo de su hijo que le respondió que si lo hacía le iba clavar el cuchillo que traía en sus manos para que muriera.
Luego de esto, Paulo despojó a su madre de su teléfono celular advirtiendole que lo empeñaria
Después su otro hijo, Germán Ariel, también le pidió 50 pesos a la angustiada mujer y al contestarle ella que no tenía, el tipo salió de la habitación donde estaba su madre y quebró algunos cuadros, golpeó y perforó algunas puertas.
No conforme con ello se introdujo a la cocina y comenzó a lanzar sartenes y quebrar platos.
Fue en ese momento que su hermano Paulo Fabián comenzó a gritarle que lo iban a intentar en un centro de desintoxicación y enseguida los dos se enfrascaron en una riña con cuchillo en mano, sentenciando Germán Ariel que no iba a permitir que lo encerraran en un Centro de rehabilitación, ya que primero los mataría a todos.
Al notar, la mujer que sus vástagos estaban muy alterados pidió a su nieta que llamara a la Policía Municipal y al atender el llamado los gendarmes, hicieron la detención de los tipos con la autorización de la madre de ambos para que ingresaran a su domicilio por ellos.
Al ser convencidos para que salieran de la vivienda terminaron por ser detenidos y turnados al Ministerio Público del Fuero Común por el delito de violencia familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: