Dos sacerdotes jesuitas fueron asesinados en el municipio de Urique, estado de Chihuahua.

El homicidio ocurrió la tarde del lunes al interior de una iglesia del poblado de Cerocahui.

Primeros informes señalan que Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar defendieron a un hombre que acababa de ingresar a la iglesia en busca de refugio.

Sujetos armados dispararon contra los sacerdotes y el hombre, a quien perseguían, sin que hasta el momento se conozcan las causas.

Los tres murieron dentro de la iglesia.

Tras el homicidio la Compañía de Jesús exigió justicia y la recuperación de los cuerpos de los sacerdotes, ya que los responsables se los llevaron.

La Compañía de Jesús denunció que los ataques contra sus miembros no son aislados, pues la sierra tarahumara y otras regiones del país enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: