Entre elevados gastos médicos y llamados a considerar otras opciones, una joven estadunidense vio obstaculizada la posibilidad de abortar en California. Pero con la ayuda de un colectivo feminista mexicano pudo interrumpir su embarazo.

Supuestamente estamos en un país libre, en un estado donde puedes fumar marihuana, pero el aborto de alguna forma sigue siendo un tabú”, dijo la mujer de 31 años a la AFP poco antes de que la Suprema Corte estadunidense fallase en contra del aborto.

La joven, que daba por descontado el sentido del fallo del viernes, considera que la prohibición se acentuará, si bien los gobernadores de California, Oregón y Washington anunciaron una iniciativa conjunta para garantizar el acceso al aborto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: