Ben Affleck y Jennifer López aprovecharon el domingo para visitar un concesionario de coches en Los Ángeles. Acompañados del hijo pequeño del actor, Samuel, la pareja estuvo probando varios modelos de alta gama, sin embargo, no sabían lo que iba a suceder minutos después.

El actor dejó que su hijo se subiera al Lamborghini amarillo, cuyo precio inicial es de USD 230.000 para un modelo 2022. El vehículo tenía el motor encendido. Cuando estaba en el asiento del conductor, el niño accionó por error la marcha atrás y chocó por accidente con un BMW blanco, también a la venta, que estaba estacionado al lado.

Inmediatamente, Samuel se bajó del auto para inspeccionar los posibles daños. Su famoso padre hizo lo mismo.

En las imágenes se ve al actor muy molesto y mediando la situación con los trabajadores del concesionario. A su lado estaba Jennifer, que estaba especialmente tranquila mirando su teléfono móvil y ajena a todo lo que estaba sucediendo.

Un representante de Affleck le dijo a TMZ que todos estaban bien y que no hubo daños.

Tras conversar por algunos minutos con los empleados de la concesionaria, el actor se tranquilizó y consoló a su hijo con un abrazo.

Samuel es el más chico de los tres hijos que Affleck comparte con su ex esposa Jennifer Garner, de 50 años, de quien se divorció en 2018. Los actores también tienen a Violet, de 15, y Seraphina, de 12.

Jennifer Lopez, por su parte, tiene gemelos nacidos durante su relación con el cantante Marc Anthony: Emme y Max, de 14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: