Kevin Ford lleva 27 años de trabajando para una cadena de comida rápida en Estados Unidos, sin faltar un solo día. Como regalo, la empresa le regaló una bolsa con dulces y un boleto de cine, lo que desató indignación en redes sociales.

Kevin Ford trabaja en un local de Burger King en un aeropuerto de Las Vegas. Un usuario de Twitter compartió el video donde Ford muestra sus obsequios: la entrada de cine, dulces, dos plumas y un vaso de cristal. “La recompensa que mi trabajo me dio por 27 años. Nunca falté… Gracias”, dice, visiblemente decepcionado.

Aun así, no habló mal de la empresa. “Me envió un montón de cosas que tenían por ahí. Me hace feliz cualquier cosa, agradezco cualquier cosa que recibo”.

Señala que el lugar donde trabaja “es una gran empresa… pero como la mayoría de las grandes corporaciones, han perdido el contacto con sus trabajadores y por el Covid comenzaron a recortar programas”.

Al ver el sobre que venía en la bolsa, Kevin se ilusionó pensando que era un bono, hasta que vio que era un boleto de cine.

“Solíamos recibir cheques durante 20 años, y eso es lo que realmente pensé que era el boleto de cine. Ni siquiera eran dos entradas para el cine, era una. Así que dije ‘esto es demasiado’, no lo puedo creer, parecía que eran cosas que tenían por ahí que juntaron”, lamentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: