Según reveló el informe forense de la joven, presentado un año después de su muerte, la chica estaba completamente sana y desarrolló una infección que se propagó hasta su cerebro y que acabó por causarle la muerte.

El documento médico indicó que la joven se encontraba en la ciudad belga de Amberes, en julio de 2021, para presentar su examen de instrumentos tras haber pasado las pruebas de teoría para su certificación como piloto.

Lo que divulgaron algunos medios británicos es que Oriana fue trasladada a un hospital luego de la picadura cerca de su ojo derecho que manifestaba inflamación y parecía estarse infectando.

Dos días después de su primera visita al médico, y tras tomar varios antibióticos, regresó al hospital tras sufrir un desmayo, pero tres días después murió -12 de julio de 2021-.

El reporte médico señala que la joven sufrió una embolia séptica en el cerebro que causa la obstrucción de los vasos sanguíneo además de una infección bacteriana. Según los expertos, la perforación del mosquito facilitó la infección.

“Fue una desafortunada tragedia para una joven que claramente tenía una maravillosa carrera en su futuro”, expresó el médico forense Nigel Parsley.

“Murió de una grave infección causada por la picadura de un insecto en la frente”, concluyó el forense. “Nunca antes he visto un caso como este. Es una de esas tragedias desafortunadas para una joven”. Los familiares de Oriana le rinden tributos a la joven con una beca para mujeres que deseen seguir sus pasos como piloto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: