La Fiscalía de Chihuahua localizó a los hermanos Berrelleza Rábago, quienes habían sido vistos por última vez el 20 de junio en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, fecha en que el capo de la zona, apodado “El Chueco”, asesinó a dos padres jesuitas.

Jesús Armando fue encontrado con vida. En otra acción se localizó el cuerpo de Paul Osvaldo, que fue enterrado en un punto del Cerro Colorado, ejido de Cerocahui.

Los hechos fueron comunicados por el comandante de la 42 Zona Militar, Alfredo Salgado Vargas y el fiscal estatal, Roberto Javier Fierro Duarte, al término de una búsqueda por tierra y aire en la zona.

“Tras varios días de búsqueda y en un esfuerzo conjunto, ubicamos en buen estado de salud al joven Jesús Armando, en un punto de la región serrana de la entidad”, informó Salgado Vargas.

El fiscal de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte, señaló que Jesús Armando fue integrado al programa de protección a testigos protegidos y se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía Estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: