El Gobierno de México rechazó la autorización emitida el día de hoy por el gobernador de Texas, Greg Abbot, para que fuerzas estatales detengan y regresen a migrantes indocumentados a los cruces fronterizos para ser procesados por las autoridades migratorias.

En los Estados Unidos, la aplicación de la ley migratoria es facultad exclusiva del Gobierno federal, motivo por el cual nuestro diálogo en esta materia ocurre a ese nivel. Por tanto, esta acción solo se puede entender como parte de las campañas electorales en el estado de Texas”, señaló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

El Gobierno de México reiteró su compromiso con la protección de los derechos de los mexicanos que se encuentran en el extranjero, por lo que la SRE, a través de su red de consulados en el estado de Texas, estará atenta para responder a cualquier violación de estos por parte de las autoridades estatales.

Esta es una medida sin precedentes en Texas y que representa un claro desafío a los mandatos del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

En conferencia de prensa el gobernador aseguró que Joe Biden “no hace bien su trabajo y los cárteles de la droga están muy envalentonados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: