A veces escuchamos a gente que dice, que el Gobierno se encuentra rebasado por los grupos criminales y que ya no se puede combatir la inseguridad atroz que vive el país, que por cierto en Cajeme nos toca una de las peores partes con una metralla que no deja de sonar y no deja de cortar vidas humanas, mientras los tres niveles de Gobierno simulando todos los días en reuniones de seguridad, donde solo toman café y se cuentan los casquillos de balas disparadas y levantados un día anterior. Sin embargo, aquí le citaremos algunos casos donde el propio Gobierno ha demostrado que cuando se quiere se puede, es decir, que el combate al crimen organizado y la búsqueda de la pacificación del país sí es posible, solo es cuestión de voluntad, es decir, que el gobierno sí quiera hacer las cosas, cuando los compromisos y las ataduras con al crimen sí se le permiten. En el primer caso, le citaremos que en el “Culiacanazo” había una nube de soldados contra otra nube de sicarios de los “chapitos”, que provocaron que el presidente de la República, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR violando flagrantemente la Constitución Mexicana, ordenara la liberación de OVIDIO GUZMÁN LÓPEZ, con el argumento de que lo hacía para que no muriera más gente, algo tan falso como que hace años de esto y no ha hecho nada por detenerlo, a lo contrario ha demostrado cercanía con la familia Guzmán en varias ocasiones que ya conocemos. O sea, no hubo voluntad del Gobierno empezando con el comandante en jefe de las fuerzas armadas, dícese López Obrador. Pero ahí le va para que compare. En loa recientes hechos de Altar era un batallón de solo 15 soldados, que le hicieron frente a alrededor de 70 sicarios provistos de las mejores armas, como los “cuernos de chivo”, que primero ofrecieron 10 millones de pesos y al no aceptar la oferta, lanzaban amenazas de muerte si no soltaban al jefe de la banda que acababan de detener de nombre Francisco “El Duranguillo”. Según el material videográfico y las pláticas de algunos vecinos que por sus ventanas presenciaban los hechos, las cosas se pusieron muy feas, pero los soldados pertenecientes a nuestro glorioso Ejército, nunca se rajaron, ni les demostraron miedo, aun cuando eran superados en número y con mucho, por los sicarios. Por fortuna no surgió el alto funcionario corrupto o “argolludo” que diera la orden de liberar al detenido, cuando ya había un soldado y un sicario muertos a tiros, así como dos heridos también de ambos bandos. Esta es la primera muestra de que todavía se puede y que el Gobierno tiene con qué. Por cierto, nos reportan que en la última semana en Caborca y sus alrededores hubo 18 ejecutados y 6 levantados, muy posiblemente como represalia por la citada detención. La segunda muestra, y no menos importante, es la sentencia que la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) que dirige CLAUDIA INDIRA CONTRERAS CÓRDOVA, en contra de cuatro policías cajemenses secuestradores, a los que les dictaron sentencia de 100 años de cárcel a cada uno, por el secuestro de una dama y un doctor, en casos por separado ocurridos en esa ciudad en 2014. A la primera le pidieron 4 millones de pesos y al segundo 3 de los grandes. El otro caso que también debe servir de ejemplo es la detención de un agente en activo de la AMIC, por parte de la FGR y la Marina, a quien por cierto se lo llevaron inmediatamente a la Ciudad de México, donde tendrá que cantar algunas cosas pendientes, toda vez que se sabe que son algunos agentes de esta corporación los que están involucrados en asuntos delictivos, a los que más pronto que tarde les caerá la voladora. Por cierto, que pena, que el hoy detenido haya sido sobrino de un exdirector de la AMIC, que acaba de dejar el hueso, y esto lo decimos para explicarnos por qué las cosas andan patas arriba en cuanto a seguridad en la entidad y todo el país. Pero de que se puede, se puede, es cuestión de que nuestro supremo Gobierno quiera y tan tan………….. Y la foto que dejó tintineando a dos que tres ayer fue la que subió a las redes sociales el exalcalde FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ, donde cita una visita que hizo a Cajeme, el excandidato a la gubernatura ERNESTO GÁNDARA CAMOU, cuya tertulia se llevó a cabo en la casa del también exalcalde JESÚS FÉLIX HOLGUÍN, donde por obvias razones los asistentes fueron muy distinguidos como: El exdiputado local ARMANDO ALCALÁ ALCARAZ; el líder cetemisa ANTONIO VALDEZ VILLANUEVA; el escritor y columnista de primer nivel, BULMARO PACHECO MORENO; los jóvenes RAÚL AYALA GONZÁLEZ y OLIVER STEWART. Claro que esta reunión entre priistas y panistas y algunos ex de ambos partidos, deja mucho que pensar, sobre todo tratándose de los futuros acuerdos con eso de la alianza “Va por México” y por todo lo que se avecina para el 2024. Los grandes ausentes en esa reunión fueron el compadre y amigo de mil batallas de Chuy Félix, SOSTENES VALENZUELA MILLER y de igual manera el amigo y colaborador más cercano a Gándara en Cajeme, MANUEL MONTAÑO GUTIÉRREZ, sus razones tendrían. Así que ahí se la dejamos para que cada quien saque sus conclusiones……………. Todos los artículos y columnas que hemos leído, incluso programas noticiosos que hemos visto y escuchado, en torno a la visita del presidente AMLO a Estados Unidos, coinciden en que no era el momento para hacerla, porque además de que el presidente JOE BIDEN lo maltrató y algunos lo toman hasta como una humillación el no haber salido a las puertas de la Casa Blanca a recibirlo, hay otros que aseguran que fue su venganza por no haber asistido a la Cumbre de las Américas en junio pasado en Los Ángeles, California. El caso es que fue desgastada la figura presidencial con esos desdenes que le hicieron y que ningún operador político de la 4T tuvo la inteligencia de salvar al presidente de ese terreno escabroso y ese ambiente tenso que vivió en su visita al vecino país. Y por esa razón dicen que se puede considerar una visita hueca, sin logro alguno ni la concreción de algún acuerdo, porque solo se habló de temas tan viejos que ya han tratado Gobiernos del pasado, como la migración, la seguridad, la economía y otros, donde no se llegó absolutamente a nada. O sea, todo el tiempo, dinero y esfuerzo que se gastó en esta visita presidencial fue tirado a la basura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: