Autoridades de Nuevo León se encomendaron a las fuerzas de la naturaleza en espera de que las lluvias se hagan presentes en la entidad lo antes posible y ayuden a paliar la crisis hídrica que este jueves dejo en ceros la Presa Cerro Prieto.

El paraje se quedó sin una sola gota de agua que extraer para beneficio de los neoloneses, cuándo apenas hace unos días, Juan Ignacio Barragán, titular de Agua y Drenaje de Monterrey, indicó que se proyectaba que aún podría contener agua hasta el viernes 15 de julio.

“La Presa Cerro Prieto sigue en ceros, estamos esperando que lleguen precipitaciones importantes en los próximos días, requeriríamos de lluvias realmente fuertes en la cuenta para que esta situación pueda cambiar”, indicó.

En Nuevo León se acabó el tiempo, por lo que solo resta pedir que la naturaleza haga su trabajo y que el panorama mejore próximamente, de ser así, la población verá resultados a la brevedad, ya que tienen todo el equipo necesario para bombear agua una vez que la presa recupere un poco de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: