Martín Mendoza / MO

El hombre que fue hallado sin vida, atado de pies y manos, con un pantalón enredado en el cuello, era originario del ejido Francisco Javier Mina, Campo 60, municipio de Bácum.

Sus ahora deudos dolientes hicieron la penosa identificación ante autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) la mañana del sábado.

Respondía en vida al nombre de Aldo M. C. y contaba con 42 años de edad, expusieron sus familiares ante autoridades investigadoras.

El hombre fue dejado por sus victimarios sobre una cobija color negro, con rayas rojas y blancas, junto con una sábana de colores beige, café y naranja.

Cómo oportunamente se informó, el hallazgo del cadáver se hizo poco antes de las 6:30 horas del jueves anterior.

Estaba a un costado de un canalito de riego seco en la margen poniente de la calle 10 frente al dren de aguas residuales que corre paralelo a esa arteria vial, frente a la colonia Misión del Real.

Desde un principio se sospechaba que habría sido asfixiado, en virtud de que tenía anudado un pantalón de mezclilla en el cuello.

Y esto provocó que el rostro se encontrara amoratado, lo cual fue confirmado con la necropsia de ley que arrojó que murió de asfixia por ahorcamiento.

Al momento de su momento de su hallazgo, se estimó que tenía menos de doce horas de fallecido.

Luego de que se cumplió con la diligencia del reconocimiento del cadáver, sus familiares pidieron su entrega a fin de darle cristiana sepultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: