Este tour había sido cancelado después de que el cantante fuera diagnosticado con el Síndrome de Ramsay, una afección del nervio facial cercana al oído que mantuvo parte de su rostro paralizada durante semanas.

“Como pueden ver, este ojo no parpadea. No puedo sonreír en este lado de la cara. Esta fosa nasal no se mueve. Así que hay una parálisis total en este lado de mi cara”, dijo entonces la estrella pop.

Más tarde volvería a prodigarse en redes para anunciar que necesitaba descansar porque su enfermedad estaba empeorando a la vez que mandaba un mensaje de esperanza: “La normalidad volverá (…) tengo esperanza y confío en Dios”.

Aunque parece que ese momento ya ha llegado, resta por conocer cómo se reprogramarán las fechas que Bieber tenía en Estados Unidos y Canadá para este verano.

El artista comenzará a finales de este mes un tour de 75 fechas cuya primera parada será el Festival de Verano de Lucca, Italia, y continuará con cinco conciertos en Europa para luego dirigirse a Sudamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: