Martín Alberto Mendoza / MO

Tres niños de 11, 8 y 5 años, fueron enviados para su atención y cuidado a un albergue, luego de que el abuelo materno denunció que eran descuidados y abandonados por su hija para dedicarse a consumir droga.

El patético caso fue atendido por elementos de la Policía Municipal, en calles Tabasco y Jesús García, en el centro de la ciudad.

En ese sitio fue reportada una mujer drogada y escandalizando en la vía pública, acompañada de sus tres menores hijos.

Un señor de 67 años, acusó a su hija de 30 años, que llegó a pedirle dinero, pero él se negó lo que provocó que la mujer se alterara y lo insultara por lo que él decidió pedir la intervención de las autoridades.

Al notar el arribo de los uniformados la mujer intentó retirarse con sus vástagos a bordo de una motocicleta, pero se lo impidieron.

Al intentar dialogar con ella denotaba estado de drogadicción, indicando el sexagenario que su hija vive en la colonia Villa Bonita y teme por la seguridad de sus nietos, debido a que ella tiene problemas de adicción a las drogas lo mismo que su pareja.

Indicó que sus hijos y los niños no tienen un hogar estable y el padre de los niños es desempleado.

Con este testimonio agentes de la Unidad Municipal para Atender la Violencia Familiar, de Género y Personas Vulnerables (UMAV) arrestaron a la mujer.

La turnaron al Juez Cívico quien ordenó varias horas de arresto y los menores tras ser certificados médicamente quedaron a disposición de la Unidad Especializada para Menores.

De ahí serían canalizados a una casa hogar infantil en tanto que la Procuraduría de la Defensa de Niñas y Niños realiza una investigación y resuelve la situación jurídica de los padres.

El abuelo de los niños pidió apoyo a las autoridades a fin de que su hija sea internada en un Centro de Desintoxicación y Rehabilitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: