Luz Raquel Padilla Gutiérrez murió en Zapopan, Jalisco, tres días después de ser víctima de un ataque con alcohol y fuego que le ocasionó quemaduras en 90 por ciento del cuerpo.
La mujer de 35 años había denunciado amenazas de muerte y solicitado su adscripción al programa ‘Pulso de Vida‘, un dispositivo que al accionarse emite una alerta para que las autoridades acudan de inmediato al sitio donde se encuentra la víctima.
“Ayuda mi agresor me atacó con cloro industrial y mi seno izquierdo está mal y las amenazas de muerte son a diario porque es mi vecino mi agresor, ya levante mi denuncia pero no hacen nada por protegerme, tengo miedo por mi vida y la de mi familia” dijo Luz en un comunicado en Twitter.
Asimismo relató en videos que su vecino ya había agredido verbalmente a su hijo, un niño de once años que tiene autismo.
El pasado 16 de julio Luz Raquel fue interceptada en la colonia Arcos de Zapopan por varios hombres y una mujer, quienes le rociaron alcohol y prendieron fuego.
En un comunicado las autoridades reconocieron que Luz Raquel había presentado una denuncia por amenazas, realizadas por un vecino derivado de problemas de convivencia vecinal.
De acuerdo con la Fiscalía el agente del Ministerio Público había girado medidas de protección a la mujer.
La colectiva #YoCuidoMéxico, de la que Luz Raquel era integrante, denunció en una petición en Change.org que las autoridades negaron la adscripción de la mujer al programa ‘Pulso de Vida‘ al considerar que las amenazas que recibía no eran causa suficiente para ser beneficiaria.
Este jueves 21 de julio se espera una manifestación en la Representación del Estado de Jalisco en la Ciudad de México para exigir justicia en el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: