“La tala legal e ilegal y la deforestación para hacer espacio para la agricultura y el desarrollo urbano ya han destruido gran parte de los refugios invernales de las mariposas en México y California, mientras que los pesticidas y herbicidas utilizados en la agricultura intensiva en todo el área de distribución de la especie matan a las mariposas y al algodoncillo, la planta huésped de la que se alimentan las larvas de mariposas monarca”, señala el comunicado de la UICN.

Un factor importante es el cambio climático, el cual ha afectado negativamente la migración de la mariposa monarca, así también, la sequía es una amenaza para el crecimiento del algodoncillo que sirve como hábitat y alimento importantes, especialmente para las larvas o las monarcas jóvenes.

“Es doloroso ver a las mariposas monarca y su extraordinaria migración tambalearse al borde del colapso, pero hay signos de esperanza. Muchas personas y organizaciones se han unido para tratar de proteger a esta mariposa y sus hábitats. Desde plantar algodoncillo nativo y reducir el uso de pesticidas hasta apoyar la protección de los sitios invernales y contribuir a la ciencia comunitaria, todos podemos jugar un papel para asegurarnos de que este insecto icónico se recupere por completo”, dijo Anna Walker, miembro del Grupo de Especialistas en Mariposas y Polillas de la CSE-UICN.

Las cifras indican que la población de mariposas monarcas que habitan en la parte occidental del mundo está en mayor riesgo de extinción, ya que su población ha disminuido en un estimado del 99.9 por ciento, de hasta 10 millones a 1.914 mariposas entre la década de los 1980 y 2021. Mientras que la población oriental, más grande, también ha disminuido en un 84 por ciento entre 1996 y 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: