Con el objetivo de atenuar los efectos económicos adversos que provoca el aumento de los precios de los fertilizantes en los costos de la producción de alimentos, las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural, de Hacienda y Crédito Público y los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura, FIRA Banco de México, anunciaron la implementación de medidas de apoyo.

Se trata de incentivos y ventajas de financiamiento para que los agricultores con proyectos viables puedan agilizar la contratación de créditos que incluyan como conceptos de inversión, la compra consolidada de fertilizantes e insumos, con garantía en pesos y dólares, esta última operación disponible a partir de septiembre, para la adquisición de biofertilizantes, fijadores de nitrógeno, solubilizadores y captadores de fósforo, así como promotores del crecimiento vegetal y/o nitrificantes, entre otros.

Se informó que también se incluyen apoyos en tasa de interés de hasta 1 punto porcentual para productores que, siendo sujetos de crédito, requieran capital de trabajo, créditos de avío, refaccionarios, y operaciones de arrendamiento para inversión fija, entre otros conceptos que involucren la adquisición de biofertilizantes.

Además, se buscará mejorar la rentabilidad agrícola con transferencia de tecnología y asesoría que permita aplicar las dosificaciones de fertilización acorde a las necesidades del cultivo, lo que contribuye a la reducción de costos y efectos adversos al ambiente por aplicaciones excesivas, principalmente de nitrógeno.

Se incluyen también apoyos tecnológicos para capacitación y asesoría técnica en el uso y manejo de biofertilizantes y prácticas agroecológicas, así como para tecnología de monitoreo nutricional y adquisición de maquinaria especializada con fines de fertilización óptima.

Las medidas anunciadas serán activadas para los ciclos otoño-invierno 2022/2023 y primavera-verano 2023. Se estima que los apoyos que serán implementados por FIRA Banco de México, contribuyan a detonar una demanda de crédito superior a los cinco mil 700 millones de pesos en beneficio de hasta 400 mil hectáreas de cultivos, principalmente maíz y trigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: