La producción de los granos que más se consumen en México cayó en los últimos años y obligó a México a aumentar sus importaciones.

En lo que va de la actual Administración, las cosechas de maíz, sorgo y trigo han descendido, mientras que en el caso del frijol y el arroz pulido han ido al alza, al mismo tiempo que se incrementaron las compras en el extranjero debido al aumento de la demanda.

Datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) señalan que la producción de maíz amarillo cayó 15.5 por ciento entre 2019 y 2021, al pasar de 3.3 a 2.8 millones de toneladas.

Esta reducción es mayor a la registrada en los tres años previos, cuando la caída fue de poco más del 10 por ciento.

Lo anterior derivó en que las importaciones de este grano aumentaran de 15.5 a 15.8 millones de toneladas en la primera mitad del actual Gobierno federal.

La producción de maíz blanco también descendió 4.4 por ciento entre 2019 y 2021, la de trigo cristalino más de 24 por ciento y la de sorgo 3.5 por ciento.

El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 estableció que México alcanzaría la autosuficiencia alimentaria en maíz y frijol en 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: