Gracias a las lluvias históricas que se han tenido en esta última semana de julio, por fin el Sistema de Presas del Río Yaqui, logró superar la media anual de escurrimientos de agua, lo que da un poco de esperanza a los productores y ganaderos de la localidad.

Este julio, se logró la captación de 527.5 millones de metros cúbicos del vital líquido, de una media histórica de 470.8, superando por mucho las aportaciones, sin embargo, eso no quiere decir que el problema de la sequía se ha terminado.

Cabe señalar que las últimas lluvias que se presentaron, han permitido que la capacidad de las presas aumente a un 27.6% de su capacidad.

Por presas, el Oviáchic es la que se encuentra con menos capacidad, con un porcentaje del solo 14.9 por ciento, le sigue la Angostura con 20.4 y el Novillo con 43.1.

Ante esto, es urgente que lleguen las lluvias, pues la sequía que azota a Sonora se suma a acuíferos sobreexplotados y un sistema de almacenaje de agua por debajo de los niveles de años pasados, ya que a la misma fecha se tenía un porcentaje del 36.6 por ciento.

Cabe señalas que las lluvias del sábado y madrugada del domingo dejaron aportaciones de hasta 60 milímetros en algunas zonas de la localidad.

De igual manera, las autoridades han realizado distintos llamados a la ciudadanía para evitar el desperdicio de agua en lo mayor posible, incluso en la agricultura se ha capacitado a regadores para que hagan su trabajo lo mejor posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: