Usuarios de redes sociales propusieron cambiarle el nombre a las “gorditas de masa” por “masa con relleno” o “masa frita”, para evitar la discriminación, lo que generó molestia en otro sector de participantes de esas mismas comunidades virtuales.

La propuesta fue atribuida en principio a la regidora del municipio de Querétaro, María Alemán Muñoz Castillo, aunque ya lo desmintió.

Aunque no sabe quién fue el autor de la propuesta que volvió viral, varios usuarios expresaron su molestia en redes sociales al considerar que el nombre del antojito no tiene nada de malo y son las personas quienes emplean la palabra de una forma negativa.

Por el contrario, otros se lo tomaron con humor y propusieron nuevas formas de llamar a las gorditas.

En los últimos años varias marcas han optado por cambiarle el nombre a sus productos más emblemáticos al considerar que discriminaban a algún sector de la población. Uno de los casos más sonados fue el de la empresa Bimbo, la cual optó por cambiarle el nombre al pastelito Negrito por Nito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: