CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto para garantizar abasto de agua en Nuevo León para los próximos 8 o 10 años.

“Es resolver el fondo a mediano y a largo plazo el problema y reforzar acciones de inmediato”, agregó.

Dijo que mediante una valoración proponen medidas de que se apliquen por el gobierno del estado de Nuevo León y municipales, para permitir este abasto en el futuro.

El mandatario mexicano afirmó que “ya vienen otras autoridades para seguir invirtiendo y se amplíe el plazo” del plan para el abasto de agua.

Aunque han trabajado con el gobierno del estado y municipales, “yo diría que se ha avanzado pero sigue habiendo escasez de agua y va a llevarse más tiempo aun cuando está empezando a llover”, afirmó.

El director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez, afirmó que el reforzamiento consta de cinco puntos: 

Financiamiento del acueducto El Cuchillo Il; la presa La Libertad se terminará en 2023; también atenderán el Canal de Chapotal. También darán apoyo mediante suministro; así como el decreto presidencial.

“Una de las acciones a mediano plazo para abatir déficit de desabasto de 3 metros cúbicos por segundo”, afirmó.

A finales de 2023, el financiamiento será de 15 mil 700 millones de pesos para la presa El Cuchillo II, de los cuales 7 mil 850 mdp serán a través de Banobras; 4mil 710 mdp del estado de Nuevo León y 3 mil140 mdp de los municipios. 

Para la Presa Libertad, que concluirá en 2023, el gobierno federal ha aportado 3 mil 301 millones de pesos.

La Secretaría de la Defensa Nacional también reforzó del plan DN III con el bombardeo de nubes y con pipas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: