Un cohete chino cayó a la Tierra el sábado sobre el Océano Índico, pero la NASA dijo que Pekín no había compartido la “información específica de la trayectoria” necesaria para saber dónde podrían impactar los posibles escombros

El Comando Espacial de Estados Unidos dijo que el Long March-5B Y3 reingresó sobre el Océano Índico aproximadamente a las 12:45 p. m. EDT del sábado (1645 GMT), pero remitió preguntas sobre “aspectos técnicos del reingreso, como la posible ubicación del impacto de dispersión de escombros” a China.

“Todas las naciones que realizan actividades espaciales deben seguir las mejores prácticas establecidas y hacer su parte para compartir este tipo de información con anticipación para permitir predicciones confiables del riesgo potencial de impacto de escombros”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: