Al menos 26 personas, incluidos niños, han muerto en las inundaciones provocadas por lluvias torrenciales en el este de Kentucky y es posible que haya más víctimas fatales, ya que los equipos de rescate esperan seguir encontrando cuerpos durante las próximas semanas, informó este domingo el gobernador Andy Beshear.

Hay daños generalizados con muchas familias desplazadas y se esperan más lluvias durante el próximo día”, escribió el gobernador en Twitter el domingo.
Sé que ha habido más hallazgos de cuerpos, así que sabemos que la cifra va a crecer”, dijo el gobernador a la cadena estadunidense NBC News.

Vamos a estar encontrando cuerpos durante semanas”, advirtió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: