En julio de 2022, el Indicador de Confianza del Consumidor se situó en 41.3 puntos y presentó una reducción de 1.7 puntos, en comparación con el mes previo, lo que representa la caída mensual más alta desde abril de 2020, cuando se llevaron a cabo con mayor rigor las medidas de contingencia sanitaria por la pandemia del covid-19, de acuerdo con la información publicada de manera conjunta por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México (Banxico).

Con base en datos ajustados por estacionalidad, se observaron disminuciones mensuales ajustadas por estacionalidad en los cinco componentes que integran la confianza del consumidor.

El componente que capta la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace 12 meses mostró un descenso mensual de 0.7 puntos. El rubro que evalúa la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses respecto a la que registran en el momento actual se contrajo 2.1 puntos.

La variable que mide la percepción de las y los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace 12 meses disminuyó 1.3 puntos.

El indicador que corresponde a las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual se redujo dos puntos.

Y el componente relativo a la opinión sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos cayó 1.1 puntos.

Comparada con julio de 2022 y en términos desestacionalizados, la confianza del consumidor retrocedió tres puntos, es el retroceso anual más alto desde febrero de 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: