El presidente de la Asociación Ganadera Local Del Valle del Yaqui (Aglvy), Julio Aldama Solís, supervisó los establos y ranchos de las comunidades rurales del municipio de Cajeme donde se percató del beneficio que se obtuvieron por las lluvias registradas de anoche.

Aldama Solis dijo que las precipitaciones en los ranchos alcanzaron las 3.5 pulgadas es decir más de 70 milímetros, también argumentó que esto además del agua en abundancia genera que los pastizales crezcan de manera considerable teniendo el ganado alimentos para bastante tiempo.

Aunque el pronóstico de hace meses era desolador en cuanto a las caída de lluvias  agradeció que esto tomara un rumbo diferente pues desde que empezó el mes de agosto no han parado de caer precipitaciones.

Destacó también que no se reportaron daños en los ranchos y establos a pesar de los fuertes vientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: